¿Comes en la calle? ¿Preparas tus alimentos mezclando trastes y cubiertos? ¿Tus mascotas están contigo en la cocina? ¿No desinfectas bien frutas y verduras? ¿Tus carnes, pescados y mariscos además de sucios no están bien cocidos? Es probable que vivas con parasitos.

 

¿Cómo saber si tenemos parasitos?

 

Las parasitosis intestinales pueden manifestarse a través de una gran de variedad de síntomas, como dolor abdominal, cansancio, malestar general, gases, nauseas, vómito, diarreas frecuentes,  estreñimiento e incluso enfermedades debilitantes como anemia, además los parásitos pueden migrar por medio de la sangre a otros órganos y afectar su adecuado funcionamiento.

 

Si presentas estos síntomas, debes acudir al médico y   desparasitar a todos los miembros de la familia dos veces al año, tal y como lo recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).” 

 

Los principales medicamentos utilizados y su acción para los parásitos más comunes son:

 

1. Albendazol

 

El Albendazol es un medicamento muy utilizado, ya que combate gran parte de las parasitosis intestinales como Ascariasis, Tricocefalosis, Enterobiasis (oxiuriasis), Anquilostomiasis, Estrongiloidiasis, Teniasis y Giardiasis. Su acción consiste en degenerar las estructuras de las células y los tejidos de los parásitos y protozoarios, causando la muerte de los parásitos.

 

Cómo usar: Generalmente, la dosis utilizada del Albendazol es de 400 mg, en una única dosis, para el tratamiento de adultos y niños por encima de 2 años. Sin embargo, en algunos casos, puede que el médico indique su uso por más días, como por ejemplo en el caso de Estrongiloidiasis y Teniasis por 3 días, y en el caso de Giardiasis por 5 días.

 

Efectos secundarios más comunes: Dolor abdominal, dolor de cabeza, vértigo, mareos, vómito, diarrea, urticaria y elevaciones de los niveles de algunas enzimas del hígado.

  

2. Mebendazol

 

Este medicamento es utilizado como antiparasitario, ya que destruye las funciones de las células responsables por la energía de los parásitos, causando la muerte de parásitos que causan enfermedades como Enterobiasis (oxiuriasis), Ascariasis, Tricocefalosis, Equinococosis, Anquilostomiasis y Teniasis. 

 

Cómo usar: la dosis recomendada, generalmente, es de 100 mg, 2 veces al día, por 3 días, o conforme la orientación del médico, para adultos y niños por encima de los 2 años. Ya la dosis para tratar la Teniasis eficazmente en adultos puede ser de 200 mg, 2 veces al día por 3 días. 

 

Efectos secundarios más comunes: dolor de cabeza, mareos, caída del cabello, malestar abdominal, fiebre, enrojecimiento de la piel, alteraciones en las células sanguíneas y elevaciones de los niveles de las enzimas hepáticas. 

 

3. Nitazoxanida

 

Es uno de los medicamentos más eficientes para combatir los diversos tipos de protozoos y vermes, ya que actúa inhibiendo las enzimas de las células indispensables a la vida de los parásitos, entre ellos la Enterobiasis (oxiuriasis), Ascaridiasis, Estrongiloidiasis, Anquilostomiasis, , Tricocefalosis, Teniasis y Himenolepiasis, Amebiasis, Giardiasis, Criptosporidiosis, Blastocistosis, Balantidiasis e Isosporiasis.

 

Cómo usar: su uso, generalmente, es hecho con al dosis de 500 mg, de 12 en 12 horas, por 3 días. Ya la dosis en niños por encima de 1 año es de 0,375 ml (7,5 mg) de solución oral por kg de peso, de 12 en 12 horas, por 3 días o conforme la orientación del médico.

 

Efectos secundarios más comunes: orina de color verdosa, dolor abdominal, diarrea, mareos, vómito, dolor de cabeza, elevación de los niveles de las enzimas del hígado y anemia.

 

4. Metronidazol

 

Es un antibiótico útil para diversos tipos de bacterias, sin embargo, tiene un excelente acción contra los protozoarios que causan enfermedades intestinales como Amibiasis y Giardiasis, actuando al interferir en el ADN de bacterias y protozoarios, causando su muerte. Además, también es muy utilizado para otros tipos de infecciones por protozoarios, como infecciones vaginales por Gardnerella vaginalis y Tricomoniasis.

 

Cómo usar: el uso recomendado para tratar la Giardiasis es de 250 mg al día por 5 días, mientras que para tratar la Amibiasis se recomienda tomar 500 mg 4 veces al día por 5 a 10 días, lo que debe ser orientado por el médico.

 

Efectos secundarios más comunes: dolor abdominal, mareo, vómito, diarrea, mucositis oral, cambios en el gusto como gusto metálico, dolor de cabeza, urticaria.

 

Quién no los debe utilizar

 

Los medicamentos para los parásitos no deben ser usados por niños menores de 2 años, embarazadas y mujeres en período de lactancia, al menos que el médico lo indique.